Si eres madre soltera y estás al borde de la locura con tu hijo estudiando en casa, creeme, te comprendo, por eso quiero compartir contigo todos los pasos que dí para ayudar a mi hijo a adaptarse a la educación virtual.

Desde que mi hijo tenía 7 años lo inscribi en un colegio virtual, era el año 2012 y no era común, mi familia y mis amigos más cercanos me decían que  estaba tomando una muy mala decisión  pero yo seguí adelante.

Mi experiencia con la educación virtual

Cuando empezamos fue todo un reto, el primer año lo deje solo porque pensaba que debía aprender a ser responsable y la verdad es que me daba flojera estar todo el tiempo detrás de él además de que estaba empezando a emprender y no tenía tiempo para nada.

Cuando faltaban 2 meses para terminar el año escolar revisé sus deberes y  vi que en todo el año solo había leído 4 páginas de un libro, me decía que estaba estudiando y realmente estaba metido en youtube todo el día, como imaginarás casi me infarto, entendí que no debía dejarlo solo pero tampoco hacerlo todo por él.

Hoy ya tiene 15 años está terminando su secundaria de manera virtual  y por supuesto con la pandemia nuestra vida no cambió prácticamente en nada.

A continuación te dejo algunas de las estrategias que puse en práctica para que  mi hijo se adaptara a la educación virtual.

Se su motivación:

Si el escucha todo el dia como te quejas de lo horrible que es la educación virtual no sentirá el más mínimo deseo de sentarse a estudiar, si eres positiva y le dices que necesitamos todos a adaptarnos a las circunstancias él lo hará con la mejor actitud.

Guialo pero no hagas todo por el:

A veces nos preocupa mucho que pierdan el año y para que eso no pase nos sentamos a hacerlo todo y ellos sentados viendo tv, quitarle sus responsabilidades no le ayudará ni ahora ni en el futuro, ¿en el colegio presencial su profesora lo hacía todo por el? claro que no y sin embargo podía hacerlo, déjale claro que puedes ayudarle en lo que él definitivamente no entienda pero que la responsabilidad es suya, así como no hacias sus tareas antes ahora él debe hacerlas.

 

Diseña un horario y cúmplelo:

Así como el niño tenía su horario para levantarse ducharse desayunar e ir a su colegio, en casa también  debe tener estas rutinas, ten un horario para levantarse a diario, no permitas que se siente a estudiar en pijamas o sin desayunar, el solo hecho de bañarse y arreglarse lo pone en la actitud mental de aprender.

Pase lo que pase no pierdas la calma:

Recuerda que tu eres el piloto de esa nave, si al subirte a un avión te enterarás que el piloto no sabe lo que hace ¿te sentirás segura?, si tu tienes todo bajo control tu hijo se sentirá seguro; hablale claro, dale tiempo para responder si sientes que vas a perder la calma respira profundo, alejate de el lugar y cálmate, dejale claro lo que esperas de él.

No pierdas la comunicación con el profesor:

Pregúntale los temas que estudia tu hijo, sobre como quiere recibir las tareas y pídele consejos sobre recursos pedagógicos, si tu hijo te ve involucrada y motivada lo asumirá con una mentalidad positiva.

Dale un descanso y recompensalo:

Es normal que tu hijo se canse o le parezca aburrido, si le permites tomar descansos y lo recompensas por hacer sus deberes el se sentirá más motivado, por ejemplo el quiere irse a ver TV, dile que si termina su tarea lo dejarás ver su programa favorito, es importante que cumplas tu palabra así sabrá que mamá lo tiene todo bajo control.

Para que todo funcione tu deber tener una gran dosis de paciencia, disciplina, autoridad, autocontrol  y organización.

Si deseas más recomendaciones puedes suscribirte y recibirás por correo electrónico la guía  completa para adaptarse a la educación virtual.