Una demanda de alimentos no es un juego y tampoco un medio de venganza, usa este recurso únicamente si el padre de tu hijo ha abandonado completamente sus obligaciones.

Desde el punto de vista legal cuando un padre decide irse debe asumir las consecuencias que trae esa decisión, sigue teniendo deberes con sus hijos y debe proveerles lo que necesitan para vivir.

 

La demanda de alimentos es un recurso legal que puedes emplear para exigirle al padre que cumpla con los derechos fundamentales de tus hijos.

Ten En Cuenta:

Este pago incluye vivienda, alimentación, asistencia médica, educación, entretenimiento y el desarrollo integral de tu hijo estas obligaciones serán repartidas entre los dos padres.

 Cuando estás empezando un proceso legal por alimentos tu eres la voz de tu hijo, eres tú quien está exigiendo que se garanticen sus derechos y desde ese punto de vista si tratas de «demostrarle» a él y a todos que puedes sola estarás poniendo en tus hombros un peso que deberías compartir con tu ex pareja ya que el tiene obligaciones también.

 

Te recomiendo leer sobre los procesos y las leyes de tu país.

 

 La conciliación

Si ya empezaste el proceso te indicarán una fecha de conciliación, en esta reunión te encontrarás con el padre de tu hijo y debes exponer tu caso, recuerda que estarás allí para exigir los derechos de tu hijo, por eso te recomiendo que no toques temas personales en esta conciliación, habla solo de lo correspondiente a los derechos de tu hijo, comentarios como «es que usted no le da a sus hijos para darle a la tipa esa con la que está», solo evidencian un deseo de venganza y no te tomarán en serio, céntrate exclusivamente en tus hijos.

 

Prueba con hechos no con palabras

Acumula pruebas,no vayas con las manos vacías, en algunos casos (a mi me pasó) el padre intentará decir que te da dinero, o que estás tratando de perjudicarlo.

 Si llevas cuentas de los gastos de tu hijo, como: educación, gastos médicos, vestuario, entretenimiento, podrás ser clara en lo que estás pidiendo.

 Si lo haces entenderán que estás centrada en lo realmente importante: los derechos de tu pequeño.

 

No te dejes provocar

No te dejes provocar, tal vez el padre de tu hijo haga comentarios ofensivos o hirientes, ignoralo, recuerda estás allí para reclamar los derechos de tu hijo, no para tratar temas personales con tu ex, el único poder que él tiene sobre ti  lo alimenta la atención que le das; ignoralo y no tendrá más remedio que actuar como un adulto.

 

Piensa en el futuro

Recuerda que tu relación con él terminó, pero que la relación de padres jamás se acabará, cuando tu hijo esté grande querrá saber muchos detalles y la manera como manejes la situación hoy hará que tu hijo tenga un punto de vista favorable para ti, sabrá que su madre luchó por garantizar su bienestar.

 Son muchos los detalles a tener en cuenta cuando vamos a empezar una demanda de alimentos y la mayor cantidad de detalles que podamos tener será fundamental a la hora de buscar lo mejor para nuestros hijos.

Asesorate

No empieces una demanda de este tipo a ciegas, si conoces otra madre soltera que lo haya hecho con éxito pídele recomendaciones para hacer la tuya, yo hice una demanda contra el padre de mi hijo  y el resultado fue fantástico.

Y tu estas pensando demandar al padre de tu hijo? ¿ya lo hiciste? ¿te fue bien? ¿te fue mal? me encantaría conocer tu historia, suscríbete a nuestra comunidad.